Madres y Familiares atribuyeron la amenaza a Díaz a “resabios de otra época”

Además, la agrupación denunció la quietud por parte de las autoridades

Para la organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos la amenaza realizada al Fiscal de Corte Jorge Díaz por la agrupación Comando de restauración nacional es producto de que el gobierno no ha sabido poner freno en situaciones anteriores.

Óscar Urtazún, miembro de Familiares, atribuyó la amenaza a “resabios de otra época” y denunció la quietud por parte de las autoridades.

Escuchar a Óscar Urtazún

Foto: adhodFotos

Fuente: Radio Uruguay

 

El adiós a Marta Vásquez, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora

Marta Vásquez murió el sábado, a los 90 años, después de estar varios días internada en un hospital de Buenos Aires por un cuadro de neumonía. Así lo confirmó el titular del Servicio Paz y Justicia, Adolfo Pérez Esquivel, que recordó a la dirigente como “una luchadora coherente por los derechos humanos”.

Vásquez se unió a la asociación Madres de Plaza de Mayo a mediados de 1976, días después de que la dictadura argentina secuestró a su hija María Marta y a su yerno, César Lugones, que militaban en la Juventud Peronista.

Una de las primeras pistas que recibió Vásquez fue que la pareja había sido vista en el centro clandestino de detención que funcionaba en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA). Más tarde, la familia supo que María Marta estaba embarazada en el momento de su desaparición. Estiman que el parto ocurrió en enero de 1977. En las últimas cuatro décadas, Vásquez nunca dejó de buscar el paradero de su hija y su nieto. Murió sin haberlos encontrado.

En 2013, cuando declaró ante la Justicia en el tercer juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ESMA, la dirigente manifestó: “No perdemos las esperanzas de que algún día la verdad nos llegue, de que alguien comprenda el horror que han cometido y lo den a conocer”.

Además de integrar Madres, Vásquez también lideraba la Federación Latinoamericana de Familiares de Desaparecidos, desde la cual contribuyó a la redacción de la Convención Internacional contra la Desaparición Forzada de Personas.

Su aporte en materia de defensa de los derechos humanos fue reconocido a lo largo de su vida. En 2012, la dirigente fue nombrada Personalidad Destacada de los Derechos Humanos por la legislatura de la ciudad de Buenos Aires y, en 2015, recibió en nombre de Madres de Plaza de Mayo el doctorado honoris causa de la Universidad Nacional de La Plata.

Organismos de derechos humanos y dirigentes políticos recordaron en las últimas horas la labor de Vázquez. La asociación Abuelas de Plaza de Mayo aseguró en un comunicado que la líder “abrió caminos y tejió lazos para saber sobre el destino” de los “hijos e hijas desaparecidos” y para “difundir la búsqueda de las nietas y nietos apropiados por el terrorismo de Estado”.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos argentino, Claudio Avruj, la definió en Twitter como “una luchadora por la memoria, la verdad y la justicia”.

En la misma red social, la ex presidenta argentina Cristina Fernández escribió: “Con mucho dolor despedimos a la querida Marta Vásquez, presidenta de Madres Línea Fundadora. Su lucha y compromiso: un ejemplo de vida”.

Fuente: la diaria

Las Abuelas de Plaza de Mayo encontraron a la nieta 125

Estela de Carlotto (I), Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, anuncia al nieto número 125, durante el 40 aniversario de la organización de derechos humanos que dirige en Buenos Aires, ayer. Foto: Juan Mabromata / AFP

“Abuelas de Plaza de Mayo tiene la inmensa alegría de comunicar la restitución de la hija de Lucía Rosalinda Victoria Tartaglia”, informó la organización argentina en un comunicado emitido ayer. En el texto, la organización dedicada a recuperar a unos 500 niños apropiados por la dictadura anunció que se trata de la nieta número 125.

Tartaglia era conocida como La flaca, militaba en la Juventud Universitaria Peronista en La Plata y fue secuestrada en 1977, cuando tenía 24 años y estaba embarazada. La familia logró averiguar que Lucía estuvo secuestrada en el centro clandestino conocido como Atlético-Banco-Olimpo y que había dado a luz en cautiverio.

En marzo de 2011 14 represores fueron condenados por la desaparición de Lucía.

“Gracias a la perseverancia de nuestra búsqueda y de todo el movimiento de Derechos Humanos, hoy la nieta 125 puede conocer la verdad sobre su origen”, concluye el comunicado de las Abuelas.

Fuente: la diaria

Demasiado

Gisella Marsiglia, durante un acto por la violación a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado, ayer, en la Plaza Libertad. Foto: Federico Gutiérrez

“Estuvieron 11 años presos. Mi madre en Punta de Rieles y mi padre en el Penal de Libertad. Mi madre estaba embarazada de mi hermano cuando cayó presa; a él lo criaron mis hermanos. Yo nací en 1989, en democracia. No lo viví directamente pero sí vivo las secuelas que dejó en mi familia. La dictadura también nos afectó a los hijos”. Historias como esta rompían con la locura de 18 de Julio a las cinco de la tarde en la plaza Libertad. El grupo Denunciantes de Causas Penales de Violaciones de los Derechos Humanos durante el Terrorismo de Estado convocó a una movilización con el lema “La justicia, cuando tarda, no es justicia”.

“Supongo que querés saber cuál es mi causa”, comenzó diciendo Liliana Pertuy, una de los 40 adolescentes de entre 13 y 18 años que estuvieron presos y fueron torturados en un cuartel del departamento de Treinta y Tres. La integrante del colectivo de denunciantes contó que fueron 20 de los 40 que presentaron la denuncia y señaló que después de que se presentó un recurso de inconstitucionalidad, “todo quedó quieto”. “Nos dicen que no los encuentran, que no saben dónde viven. ¿Cómo me vas a decir eso en un país de tres millones de personas?”, preguntó. La ex presa política se refirió a las demoras en el avance de estas causas penales y expresó que “queda mucho por hacer” y que, si bien “con el Frente Amplio algo ha cambiado, ha sido muy poco”.

“Esta ley de impunidad lo que ha hecho es dividir en categorías y ha privilegiado a lo peor de la sociedad”, dijo. Y agregó: “Esta impunidad dividió a los ciudadanos; los que han cometido los delitos más aberrantes, más espantosos, robos, secuestros de bebés, violaciones, asesinatos, torturas, saqueos, esos están amparados”.

Pertuy hizo referencia a la reciente declaración de la Suprema Corte de Justicia en la que se considera inconstitucional la imprescriptibilidad de delitos de lesa humanidad para un caso de torturas en Tacuarembó y expresó que es “una burrada típica de la Edad de Piedra, de cavernícolas”. “Es retroceder, ir para atrás; a mí me llaman desde afuera,de otros países, diciendo que no pueden entender”, agregó Pertuy. Además, al reflexionar acerca de quienes tomaron esta decisión, dijo que “ellos han sido uruguayos, han vivido en este país, se habrán enterado de las aberraciones que pasaron durante los 11 años de dictadura y conocen la historia; [esta declaración] no es explicable mediante la lógica“. “Están defendiendo la desigualdad ante la ley”, dijo, y agregó que el colectivo de denunciantes quiere “llamar la atención sobre esto; Uruguay es un país con una larga tradición democrática”.

La denunciante contó que esta es la primera vez que se coordinan para hacer algo juntos, y que seguramente harán más cosas en el futuro “para ver si se mueven” las causas penales. “Esto es para el futuro, para las generaciones que vienen; yo voy a seguir luchando hasta el último de mis días”, finalizó Pertuy.

La actividad incluyó espectáculos artísticos y contó con la adhesión del PIT-CNT, la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay, Crysol, el Servicio Paz y Justicia, el Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay, Familiares de Detenidos Desaparecidos y el Observatorio Luz Ibarburu.

Fuente: la diaria

1 2 3 15